Categorías
Actualidad Misión universitaria

Florecer el propósito universitario en postpandemia (1/3)

Primera sesión del ciclo «Universidad y Pandemia», organizado en mayo de 2021 por el Centro de Gobierno y Reputación de Universidades, de la Universidad de Navarra. Claves para salir de la crisis y reforzar la educación universitaria.

Las universidades deben reforzar el liderazgo del profesor para potenciar su papel formador de los estudiantes. Los profesores no deben conformarse con ofrecer a los estudiantes una transmisión de conocimientos, sino que pueden aspirar a jugar un papel relevante en la formación de su carácter, invitándoles a descubrir el sentido de sus vidas, haciendo de ellas personas con habilidades para el pensamiento crítico, con espíritu de servicio y un impacto positivo en la sociedad.

Este ideal permite a las universidades redescubrir (“florecer”) el propósito de la educación superior que tendría, como principal fruto, la “alegría” en la vida de los miembros de la comunidad universitaria.

Esta fue una de las tesis principales de la primera sesión del ciclo “Universidad y Pandemia” que celebró el Centro de Gobierno y Reputación de Universidades de la Universidad de Navarra, el pasado 13 de mayo de 2021.

La sesión fue impartida por Paul Ashwin, profesor de Educación Superior de la Universidad de Lancaster (Reino Unido) y autor del libro Transforming University Education, y Concepción Naval, catedrática y decana de la Facultad de Educación y Psicología de la Universidad de Navarra. El acto fue moderado por Ruth Breeze, catedrática por la Universidad de Navarra.

Si no tuvo ocasión de ver la sesión, aquí puede ver completa la sesión titulada “El propósito universitario: Una educación con impacto social”.

En su exposición, la profesora Concepción Naval recomendó a las universidades cuidar con esmero la formación de los profesores con sesiones de aprendizaje e intercambio de experiencias entre docentes veteranos y noveles.

Este tipo de reuniones son muy positivas para compartir una misma cultura de pasión por la docencia y de atención por la misión universitaria. Naval subrayó también la necesidad de que los profesores atiendan al estudiante como persona con un horizonte vital que vaya más allá de los meros conocimientos y técnicas de aprendizaje.

Por la verdad que nos une

“Nos debemos interesar por cada estudiante, ayudarles a descubrir su sentido, su contribución a la sociedad. En esa relación aprendemos todos, el profesor y el estudiante, porque todos somos miembros de una comunidad que compartimos una misma verdad, la verdad que nos une”, afirmó.

En este sentido, Paul Ashwin coincidió con la profesora Naval que los estudiantes no son clientes, sino integrantes de la misma comunidad universitaria, que deben aprender unos conocimientos y potenciar sus capacidades que les sirva de orientación en el mundo.

Afirmó que la pandemia puede actuar como un acelerador de cambios que someta a la universidad a unas presiones externas: un deterioro de la financiación pública, una mayor inclinación hacia la empleabilidad, una mayor desigualdad entre universidades, etc…

En su opinión, la Universidad debe mantenerse firme en su objetivo de preservar su propósito universitario: ser una referencia de calidad en la transmisión del conocimiento al servicio de la sociedad.

Lecturas recomendadas durante la sesión:

  • Flourishing as the Aim of Education. A neo-Aristotelian View, de Kristján Kristjánsson (2019)
  • Teaching for Purpose. Preparing Students for Lives of Meaning, de Heather Malin (2018)
  • Los desheredados. Por qué es urgente transmitir la cultura, de François-Xavier Bellamy (2018)
  • El coraje de enseñar, de Parker Palmer (2017)

Sesiones del ciclo «Universidad y Pandemia»: